.

.

viernes, 7 de marzo de 2008

LEGADO


Del sol
una caricia
De la luna
un rayo de luz
De mis entrañas
un hijo
De mi gran amor
un suspiro
De mi locura
las páginas de un libro.

De los caminos andados
las sonrisas recogidas
De mis renuncias
las lágrimas entristecidas
De mis heridas
la cicatriz
Del sudor de mi frente
la satisfacción de cumplir.

Devuelvo a la tierra el cuerpo desnudo
que envejeció conmigo.
Y a la muerte que se aproxima
le arrebato el misterio de la vida.

No hay comentarios: